cueva de las guixas jaca pirineos

Pocas opciones hay mejores para conocer el mundo antiguo que una visita guiada a través de las cuevas que se encuentran dispersas por el territorio español, el Pirineo aragonés posee una de gran valor a los pies de la montaña Collarada, la Cueva de las Guixas.

Esta cueva de roca caliza, que se cree comenzó a formarse en la última etapa de glaciaciones del Cuaternario, posee en su interior una serie de exquisitas formaciones, consecuencia directa del accionar del agua, que ha generado estalactitas, estalagmitas, etc.

Villanúa es el municipio que alberga esta joya regada por el río Aragón donde siguiendo su curso podemos llegar a la localidad de Jaca capital de la comarca de la Jacetania, un rincón cercano a diversos enclaves y en el que podemos encontrar un hotel en Jaca.

Además, en su interior podemos hallar algunas formaciones que son famosos desde su particularidad, como la denominada “la chimenea”, llamada así porque se trata de una especie de agujero, que comunica directamente con el exterior. Los mitos dicen que es un sitio mágico, uno que utilizaban las brujas para sus aquelarres.

La cueva, que se encuentra completamente activa, pues el agua en su interior sigue desgastando las rocas y lo muros, también tiene momentos en los que el río se deseca, permitiendo que el paso de los turistas resulte aún más sencillo.

Por supuesto, pocas cuevas tienen una ubicación mejor que ésta, teniendo en cuenta que además se halla en cercanías del Camino de Santiago y del antiguo Summo Porto romano. Es este trayecto histórico el que le convierte en un paseo imperdible para quienes estén en la zona.

Por tal motivo, las visitas guiadas a la Cueva de Las Güixas son una de las principales opciones que los turistas tienen en cuenta, ya que durante estas actividades, es posible descender varios metros bajo tierra, hasta contemplar sus paisajes en detalle.

Los guías y especialistas locales sugieren a los visitantes la posibilidad de ser guiados y enseñados en todo lo que respecta a la información de estos ambientes, enseñando cada aspecto de lo que es la historia geológica de la cueva, y teniendo un primer acercamiento tanto a su flora como a su fauna.

La duración total de la visita es de aproximadamente 1 hora y 15 minutos, y no sólo contempla el recorrido por la Cueva de Las Güixas, sino también por el Centro de Interpretación “Subterránea” que se encuentra en sus inmediaciones.

Esta cueva se encuentra en el término municipal de Villanúa, a escasos minutos de Jaca donde puedes encontrar un hotel bikefriendly y desplazarte a través de alguna de las rutas en mountain bike o de senderismo si viajas con tiempo y más tranquilidad.

En cualquier caso, debes tener en cuenta que las visitas a la cueva son siempre guiadas, y que aunque comienzan habitualmente en el Centro de Interpretación antes mencionado, conviene que, de forma previa a la llegada al lugar, reserves el paseo por teléfono o compres las entradas online.