Turismo cinematográfico en los Pirineos

 

¿Eres un cinéfilo que no te pierdes los grandes estrenos en la gran pantalla? Los pueblos, valles y picos pirenaicos te trasladan de la gran pantalla a la realidad, ya que se ha convertido en numerosas ocasiones en emblemáticos escenarios de cine.

El Valle de Tena y el valle de Benasque son algunos ejemplos de platós cinematográficos gracias a sus calles y plazas de pueblos, sus viviendas rodeadas de paraje natural, etc. Esto ha ocasionado la presencia de multitud de actores, directores y equipos de cámara dispuestos a fusionar la grandeza del cine con la belleza del paisaje pirenaico.

A lo largo de la historia del cine, Huesca ha sido el paradero de más de 100 películas, escenario de infinidad de anuncios, videoclips, revistas… Es por este motivo por el que Huesca es una opción que los turistas escogen a menudo para ver y disfrutar en primera persona los lugares y paisajes protagonistas de diversos rodajes. Para ello, reservan dos o tres días para descubrir la magia en alguno de los hoteles de montaña

Una de los rodajes más recientes cuyo protagonista ha sido un excepcional y deshabitado pueblo de Huesca, Muro de Bellós, es Bajo la piel del lobo protagonizada por Mario Casas. El entorno otorga impresionantes vistas al valle del Cinca, arroyos y paisajes rurales que harán sentirte como parte del escenario.

Kamikaze, estrenada el pasado año 2014, es otro film que ha escogido como escenario perfecto, el municipio de Benasque, uno de los mejores destinos turísticos de referencia en montaña y naturaleza. Si no te quieres perder este destino caracterizado por las grandes nevadas, puedes pasar la estancia en algún hotel en el Pirineo Aragonés que en la actual temporada de nieve presenta parajes de película.

Otra de las opciones más demandadas tras un intenso turismo cinematográfico, es acabar el día pudiendo descansar en uno de los spa que se incluyen los hoteles de Huesca. Está opción es elegida por aquellos que quieren relajarse y disfrutar del descanso muy cerca de la naturaleza.

Estos son alguno de los muchos rincones que esconde el pirineo aragonés y que te hará sentir como parte de la película gracias a sus paisajes, iluminaciones y pueblos con encanto.